Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

sábado, 16 de diciembre de 2017

"Lady Encanto"

Hola a todos: 

Hace un rato terminé de leer otra hermosa novela de la escritora correntina Adriana Hartwig.  En otra oportunidad reseñé otro de sus excelentes libros: "El refugio perfecto..."
Una de mis temáticas favoritas de novela romántica es la histórica y más que nada las ambientadas en el 1800 en Europa. Hacía mucho tiempo que no leía una novela de esta época y como tenía muchas ganas de hacerlo, elegí nuevamente a esta escritora que me gusta mucho. Volvió a conquistarme con su ritmo armónico y cautivador. Con una historia tierna y muy entretenida. Con variados y complejos personajes, con una protagonista tan simple como brillante y sorprendente. La ambientación es clara, justa y acertada, con descripciones reveladoras y atrayentes en su justa medida. La novela me atrajo desde la portada hasta la sinopsis y no me defraudó en lo más mínimo, otra vez Adriana se gana un lugar en mi biblioteca con otra joya de sus novelas. Mantiene el suspenso hasta el final y no es para nada previsible.



Sinopsis: Lady Claudia Harlow ve el mundo a través de una miopía que oculta a los demás. En esa forma de mirar un tanto distorsionada, tal vez esté aquello que la distingue, que la acerca a un mundo de fantasías. 
Conocida como lady Encanto, título honorífico a la regente más joven de Almack’s, el más afamado salón de Londres, ese mundo de ensueños se proyecta en la señorita Harlow y la transforma en el árbitro de la elegancia de la ciudad. Junto a otras damas, decide quién está a la moda y quién no; quién debe ser invitado a una fiesta y quiénes pueden ofrecer fiestas; qué evento es digno de ser visitado y cuáles no. En la inocencia de ese mundo cercano de la miopía hay también un atisbo de crueldad. 
Por otro lado, lady Encanto, como cualquier joven dama de sociedad, busca a un hombre con quien desposarse. Ella, a pesar de conocer de memoria el proceder mundano de los salones, anhela un caballero tan impetuoso y distante como apasionado por ella, soberbio y atento hasta el más mínimo detalle. 
¿Qué pasa, sin embargo, fuera de los bailes y los salones? Con esta pregunta, Adriana Hartwig parece poner a prueba el temple de nuestra heroína. ¿Qué sucede si aquellos a los que ha rechazado deciden vengarse, hacerle la vida imposible? ¿Triunfa la miopía del mundo cerrado, perfecto, ilusorio? ¿O triunfa el fango de lo real, de las calles deshabitadas, de los peligros cotidianos?

Otra novela de esta genial escritora que leí hace un tiempo y que en su momento no tuve tiempo de reseñar es "El farol del Diablo".



Sinopsis: En las noches oscuras puede verse en el campo una luz a lo lejos. Los lugareños se horrorizan y escapan entre rezos y santiguos: saben que es un alma que no ha purgado sus penas, que sigue en el mundo de los vivos. A esa luz, la llaman el farol del diablo.
María Fernanda Carnicer es médica. En la ciudad de Corrientes, en los primeros años del siglo XX, no es habitual ni está bien visto que una mujer se dedique a la medicina. Algunos, incluso, en voz baja, la tildan de curandera.
Juan de Dios Ferrara es mestizo y pertenece a la alta sociedad. Esta inhabitual conjunción provoca el rechazo de los sectores más conservadores. A él poco parece importarle; tampoco le importan los susurros que lo culpan de la inexplicable desaparición de su prometida días antes de la boda.
Dos personas marcadas por las habladurías, en la misma ciudad, parece inevitable que se encuentren, que se cuiden entre sí, que se alíen, que se enamoren. Juntos, deciden poner distancia de esa ciudad que los juzga y trasladarse al campo.
Allí, el farol del diablo se le revelará a María Fernanda con una intensidad cegadora: sueños en los que los ausentes le hablan, el olor pregnante de las rosas muertas que nadie más reconoce, voces que comienzan a habitarla, el misterio de mujeres de la zona que han desaparecido sin dejar rastros.

Fue la primera vez que leí una novela romántica histórica con suspenso y terror. No acostumbro ni a leer ni ver libros o películas de terror, pero sabía que esta novela iba a romper con los esquemas. Me encantó, me atrapó desde las primeras páginas y logró enamorarme y aterrorizarme, entretenerme y sorprenderme.
La historia es electrizante, te mantiene alerta y a la vez te enternece con la historia de amor de los protagonistas.
Adriana Hartwig logra entretejer la realidad de la protagonista con el ocultismo de los sucesos que la aterran, de manera brillante.
Nuevamente destaco las descripciones y la ambientación que son claras y perfectas.

Si aún no tuvieron la dicha de disfrutar de estos libros, los invito a que los elijan a la hora de adquirir un nuevo tesoro para sus bibliotecas.
Saludos a todos.
                                                                                                                      Dolly Gerasol