Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

viernes, 28 de diciembre de 2012

"La mirada del dragón"

Hola a todos:

Hoy comparto con ustedes la última reseña del año 2012. Esta vez es una novela romántica contemporánea escrita por una querida amiga venezolana: Jonaira Campagnuolo. El libro se titula: "La mirada del dragón".



Título: LA MIRADA DEL DRAGÓN
Autor: JONAIRA CAMPAGNUOLO
N° palabras: 86.430
Portada diseñada por: Helena Morán-Hayes 

Sinopsis: Siendo apenas un niño, la vida de Iván Sarmiento fue marcada con sangre. Para sobrevivir tuvo que afilar sus malos hábitos y convertirse en uno de los mejores mercenarios de la ciudad. Veinte años después, se le presenta la oportunidad de vengarse de los sujetos que torcieron su destino. 
Elena Norato es obligada a resolver un peligroso rompecabezas que dejó su hermano tras su muerte, y la convierte en el botín de una banda de asesinos despiadados. Encontrarse con Iván podría ser su salvación, por eso, no duda en unirse a él para emprender una aventura en busca del objeto que resolverá el acertijo. 
El fuego de la pasión los envuelve a medida que llegan al final del camino, pero al unir las piezas, la verdad que se les presenta podría convertirse en una condena para ambos. Sin embargo, ya no hay marcha atrás y existe solo una forma de salir con vida: enfrentarse cara a cara con el pasado... así tengan que sacrificar el poderoso sentimiento que los une.
La Mirada del Dragón es una novela llena de romance, acción y aventuras que te dejará sin aliento.






LINK PARA LEER AVANCES (PRÓLOGO, CAPÍTULO I Y PARTE DEL CAPÍTULO II):


Los protagonistas, Elena e Iván, cuentan con una personalidad fuerte y definida, ambos tienen una vida marcada por acontecimientos desagradables que dejaron profundas heridas en sus corazones. Cuentan con una fortaleza única para enfrentar los problemas y las situaciones más diversas y difíciles, pero además se tienen el uno a otro para salir airosos del terrible suceso en que están implicados. La trama es compleja y contiene varios ingredientes que la hacen atractiva y súper interesante: acción, amor e intriga. La ambientación en tiempo y espacio es precisa y con la dosis justa de descripciones, en las primeras páginas lograrás transitar las mismas calles y escondrijos que Elena e Iván. 
Es una historia atrapante que te mantendrá compenetrado en ella sin respiro, cada página es parte importante en el todo y cada pista es indispensable para resolver el entramado de secretos y acciones ilegales y oscuras que rodean a los protagonistas.
Les recomiendo que no se pierdan de leer esta novela porque no se van a arrepentir... ¡Qué la disfruten! Tanto como yo lo hice :)

Saludos a todos.
                                                                                                                    Dolly Gerasol

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Los juguetes de Katsuo - Episodio XXXII

Hola a todos:

Espero que hayan tenido una hermosa Navidad y hayan compartido lindos momentos junto a sus seres queridos.
Hoy comparto con ustedes un nuevo episodio de esta atrapante historia, que espero les guste cada día más.


Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados - All rights reserved)

Episodio XXXII

"Los empleados de seguridad de C.E.S. y del “Ragguardevole”, junto a sus respectivos jefes, estaban reunidos en la sala de control. Agustina estaba presente, tenía el cabello mojado y violáceas ojeras debajo de su cansada mirada. Lucas la había enviado a dormir, pero ella insistió en quedarse porque estaba tan preocupada por Sandro como los demás.
—Los directivos alemanes recién nos llamaron y pidieron que los recibamos con urgencia, tienen algo importante para contarnos. No sé si tenga que ver con la desaparición de Sandro, pero de todos modos debemos escucharlos –comentó Justino en tono calmo, su voz trasmitía cansancio y preocupación.
Los presentes asintieron y mientras esperaban a los alemanes, Lucas realizó un informe acerca del incidente en el cierre de la Exposición.
—Los daños producidos a las instalaciones eléctricas fueron certeros y sectorizados, sólo afectaron al salón, el hotel apenas sufrió una baja de tensión. Pareciera como si un rayo hubiera provocado el cortocircuito, pero no había ninguna tormenta y no es posible que alguno de los fuegos de artificio pueda haberse desviado hacia ese sector del edificio. Además, no tienen carga eléctrica. Algo o alguien ha dañado las grabaciones,  filmaciones y fotografías. No hay registro de lo acontecido entre las 20.05 y las 20.50 horas. Podemos intentar recuperar la información de las cajas negras, pero nos llevará más de diez horas descomprimir y convertir los datos en imágenes útiles –finalizó Lucas respirando profundo y revolviéndose el negro cabello.
—Nuestros técnicos ya están trabajando en ello, pero por el momento sólo podemos esperar. El inventario realizado por los fabricantes no arrojó faltantes, ninguno ha reclamado daños en sus pertenencias ni mercancías. Los visitantes no sufrieron heridas y tampoco realizaron reclamos. Se trata de un suceso extraño, pero por el momento sólo podemos decir que no ha pasado a mayores. Los daños recibidos en las instalaciones del hotel serán solucionados completamente en un par de horas –concluyó Gregorio dirigiendo su mirada hacia su amigo Justino.
A pesar del enfado provocado por los nervios y la incertidumbre, Justino había comprendido que la situación había sido realmente sorpresiva e inusual y Gregorio para no perder la amistad ni el respeto de Ferrari había decidido costear las reparaciones. Además, estaría con su equipo a disposición hasta que aclararan lo sucedido.
Justino asintió y estrechó la mano de Bermúdez para demostrarle que entre ellos las cosas seguían como antes, sin rencores.
Agustina dormitaba en el hombro de Lucas, quien acariciaba su cabello con ternura y renegaba por lo bajo porque no le había obedecido y ahora se dormía sentada.
Diez minutos más tarde, Pablo Longhini ingresó a la sala precipitadamente, acompañado por los hermanos Hans e Ingolf Schulze, dos de los integrantes de la comitiva alemana, encargados del área de seguridad de la compañía.
Agustina se sobresaltó ante la intempestiva entrada de los hombres y le molestó el volumen de voz utilizado por los extranjeros; le dolía la cabeza y deseaba que todo terminara pronto para poder dormir, su cuerpo le estaba pasando factura por la falta de comida y de descanso.
Cada uno de los asistentes se colocó el dispositivo traductor e hicieron silencio para escuchar con atención a los hermanos Schulze, albergaban esperanzas de que ellos les brindaran información para dar con el paradero de Sandro.
—Buenas noches, señores… señorita –acotó Hans posando su mirada en la joven Ferrari con profundidad, hecho que molestó a Lucas y como acto reflejo tomó la mano de su novia de modo posesivo.
Agustina estaba tan cansada y preocupada que no notó las actitudes de ambos hombres.
Tomó la palabra Ingolf, que parecía más serio y frío que Hans: —Enviamos a tres de nuestros hombres a la zona desde donde provino una tenue señal, provocada por una descarga electromagnética concentrada. La potencia de la misma no fue suficiente como para dar con el sitio exacto, pero creemos que su empleado pudo haber sufrido un ataque por parte de una de las robots de Katsuo Tanaka –concluyó el alemán, pronunciando con dureza el nombre del japonés.
Todos los presentes se sobresaltaron ante la posibilidad de que las mujeres robotizadas estuvieran dañando a las personas con artilugios desconocidos y poderosos.
Agustina sintió nuevamente el escalofrío que le producía el temor hacia Tanaka; en un acto reflejo envolvió sus brazos alrededor de su torso para infundirse calor. A Lucas no le pasó desapercibida la acción de Agus y le colocó su campera en la espalda, además de posar su mano en su cuello, evitando así que el cabello mojado se pegara a su piel.
— ¿Cómo detectaron la señal? ¿Acaso la estaban esperando? –cuestionó alarmado Justino, poniéndose de pie.
—Señor Ferrari, no es la primera vez que las robots de Tanaka utilizan esa descarga. Lo hemos amenazado con expulsarlo de la Asociación si alguna de sus kokeshi volvía a utilizarla. Tanaka ha utilizado a sus creaciones para alcanzar sus objetivos y cuando alguien se interpuso en su camino lo sacó del medio sin huellas ni cargo de conciencia. Las descargas no han matado a nadie, pero han dejado secuelas en varias víctimas de esos ataques.
—Ustedes conocían el peligro latente en ellas y no nos advirtieron… Nunca debieron permanecer en el país, debimos hacer que las expulsaran junto con él. ¡Maldición! ¡Carajo!
Justino no maldecía ni lanzaba improperios, no era habitual que lo hiciera, sólo en contadas ocasiones Agustina lo escuchó pronunciar esas palabras. Ahora, estaba preocupada por la salud de su padre, temía que las tensiones y los nervios sufridos en estos días hicieran mella en su corazón. Además, hacía más de cuatro años que no chequeaba su salud correctamente en un centro especializado.
Agus decidió tranquilizarlo, por lo que se acercó y le tomó la mano que aún descansaba en la mesa apretada en un puño. Luego, pasó el brazo alrededor de su cintura y lo instó a tomar asiento, mientras le susurraba palabras de aliento al oído.
Los alemanes esperaron a que Justino se tranquilizara, también habían notado la gran tensión que sufría y temían que el hombre colapsara frente a todos. Lo que menos necesitaban en ese momento era tener que ocuparse de otro problema.
—Pueden continuar… -dijo Agustina, mientras permanecía de pie junto a la silla de su padre sin soltarle la mano.
—No teníamos pruebas para expulsar a Tanaka de la Exposición, legalmente pertenece a la Asociación y a pesar de que ha cometido fallas a la ética del reglamento, ha pagado por ellas, por lo tanto no podemos expulsarlo sin motivos concretos. La ira del japonés no aportaría ningún beneficio a la Asociación. Aceptó con hombría la amenaza que lanzamos en su contra y en todos estos años no hubo señales de la utilización de esa herramienta, hasta esta madrugada –explicó con paciencia y seriedad Ingolf.
— ¿Madrugada? ¿Acaso Sandro recibió el ataque en su casa? –preguntó Lucas extrañado. No comprendía la razón del ataque al guardaespaldas de su novia.
—Nuestros sensores determinaron el pico mayor de la descarga alrededor de las 3 a.m., aunque no hay exactitud debido a lo tenue que fue la señal –aclaró Hans.
— ¿Pueden asegurar que la descarga provino de una de las mujeres robotizadas de Tanaka? Hay muchas maquinarias y artefactos dentro de la ciudad que lanzan ondas electromagnéticas –comentó Pablo mientras alcanzaba un vaso de agua con sales minerales al padre de Agustina.
—Las descargas de las robots son concentradas y contienen una energía residual agregada que altera las ondas cerebrales y la motricidad. Desconocemos su procedencia, sólo logramos decodificarlas y detectarlas gracias a que tiempo atrás capturamos a una de ellas; por eso pudimos adjudicarle el acto y lanzarle la amenaza de expulsarlo y tomar acciones legales en su contra. A pesar de que tiene mucho que perder faltando al pacto, parece que ha obtenido un beneficio suficientemente importante como para tomar el riesgo. Aún no podemos asegurar que se deba a alguna de sus kokeshi, sólo su empleado podrá declarar en su contra… si es que recuerda algo de lo sucedido… -concluyó Ingolf en tono misterioso."

¡¡GRACIAS POR LEER Y COMENTAR!!
Les deseo un FELIZ AÑO NUEVO y que el 2013 sea realmente maravilloso para cada uno de ustedes.
Saludos a todos.
                                                                                                      Dolly Gerasol


lunes, 24 de diciembre de 2012

FELICES FIESTAS!!!

Hola a todos:

Hoy simplemente quiero dejarles un mensaje para estas Fiestas:



¡¡LOS MEJORES DESEOS PARA TODOS USTEDES!!

Saludos a todos.
                                                                                                               Dolly Gerasol

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Los juguetes de Katsuo - Episodio XXXI

Hola a todos:

Un nuevo episodio de mi blog novela aparece ante sus ojos... ¡A disfrutarlo!


Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados - All rights reserved)

Episodio XXXI

"Lucas encontró a Agus en una cómica posición detrás de un stand, tenía las piernas flexionadas y la cola apoyada en el suelo, sus brazos estaban extendidos a ambos lados de su cabeza. Estaba en cuclillas cuando Geisha la obligó a sentarse y fue un movimiento rápido y sorpresivo, de modo que Agus no pudo ni siquiera apoyar las manos para evitar terminar casi recostada en ese rincón.
— ¿Puedo saber qué estás haciendo? –preguntó Lucas conteniendo la risa.
—Te parece gracioso, ¿eh?
Dicho esto, Agus realizó un veloz movimiento que no tenía mucho que envidiarle a la agilidad de la niña robot y con una patada hizo perder pie a su novio, quien terminó cayendo encima de ella.
—Te salió mal la jugada, jovencita. Podría haberte quebrado una costilla al caer –comentó Lucas con un brillo pícaro en sus ojos grises, mezcla de diversión y deseo por estar encima de ese cuerpo que tanto anhelaba recorrer con sus manos y su boca.
Agus sintió que se convertía en gelatina en cuanto sintió el peso de la musculatura de su adorado Lucas. Estaba tan lindo con la camisa desabrochada hasta la mitad del pecho y el cabello desordenado.
Si no hubiera sido por los gritos de Justino, que daba órdenes a diestra y siniestra, ambos hubieran sucumbido a la pasión allí mismo, en el frío piso del salón de fiestas del hotel.
— ¿Alguien puede decirme dónde están: Sandro, Lucas y Agustina? –vociferó Justino, quien a pesar de poseer un carácter tranquilo, cuando estaba enfadado o muy preocupado se convertía en una fiera.
Los enamorados esperaron unos segundos antes de incorporarse y aparecer de improviso. Lucas había tomado la mano de Agustina y ambos se habían arrastrado detrás del stand hasta la salida del patio interno, desde donde hicieron una entrada totalmente relajada.
—Hola, papá. ¿Por qué estás gritando? –comentó Agus, con la mejor cara de inocencia.
La mirada furibunda de su padre podría haberla amedrentado como cuando era pequeña y ella se mandaba alguna de las suyas, pero ahora estaba muy bien acompañada y además, ya no era una niña.
—No me mires con esa cara de “yo no fui” porque no estoy de humor –remarcó Justino mirando a su hija y luego, dirigió sus palabras al gerente de C.E.S. –. Lucas, no hay personas heridas ni accidentadas, pero aún no podemos descubrir qué fue lo que provocó el desperfecto y si alguno de los participantes cometió alguna irregularidad. No sabemos si algún visitante salió del salón con juguetes de prueba.
—Mis hombres están viendo y analizando las grabaciones, tanto las imágenes como los audios, para detectar cualquier actividad anormal o sospechosa. De todos modos, cada visitante pasó por el registro de huellas digitales, tenemos los datos de todos en caso que debamos inspeccionar sus domicilios para saber si se llevaron algún prototipo. Que los expositores chequeen sus stands y hagan un inventario –sugirió Lucas, ante la idea de que alguien pudiera haber robado juguetes.
—No estoy pensando precisamente en que haya habido robos, es para asegurarnos que ningún fabricante entregó juguetes a los visitantes, infringiendo las normas de la Asociación –dijo Justino acercándose a Lucas para clavarle una fría mirada, en parte culpaba a la empresa de Gregorio Bermúdez, que se jactaba de tener el mejor servicio de seguridad del país, de no haber previsto y evitado el incidente.
Justino sentía que había fallado como organizador y temía que los directivos de la Asociación Mundial de Jugueteros partieran del país desconformes con sus servicios. Para él era muy importante la aceptación total por parte de esas personas a las que admiraba y respetaba tanto.
Luego de dos horas de ordenar y chequear los stands junto a los directivos de las empresas jugueteras, Justino y Lucas cenaron unos sándwiches de carne y queso preparados por Sara. Mientras tanto Agustina tomaba una ducha caliente para relajarse y recuperar a su vez energías, necesitaban buscar a Sandro, quien no aparecía por ninguna parte ni daba señales de vida. Todos los empleados del hotel estaban preocupados por él, ya se había convocado una reunión donde consultaron sobre su paradero y solicitaron que estén atentos a cualquier dato importante para dar con él.

Sandro comenzaba a despertarse en la oscuridad, el olor a suciedad y el polvo suspendido en el aire lo envolvían. Estaba confundido, le dolía la cabeza y la mano izquierda, la cual estaba morada e hinchada. No sabía cómo ni cuándo había llegado allí, sentía los músculos entumecidos por lo que supuso que llevaría varias horas en la misma posición. Intentó ponerse de pie y luego de varios intentos sus manos dieron con una columna metálica que le sirvió de soporte. Las pequeñas ventanas ubicadas a dos metros de altura apenas dejaban entrar un resplandor. Su intercomunicador no estaba en su sitio y sus bolsillos estaban vacíos, no poseía ningún objeto personal. Alguien lo había golpeado, aunque no podía especificar dónde, ya que le dolía todo el cuerpo; al parecer él se había defendido con un rudo puñetazo, sino no tendría la mano en ese estado. Le había robado sus pertenencias, incluso su reloj R9, aún no comprendía cómo había logrado sacarlo de su muñeca sin lastimarlo, ya que tenía un cierre codificado y el material era altamente resistente. Lo único con lo que contaba para salir de allí era con su maltrecho cuerpo; si quería regresar al hotel o a su hogar tendría que caminar, pero primero debía asegurarse de que estaba solo en ese lugar y que no corría peligro si escapaba, algo en su interior le decía que no se había tratado de un simple robo."

¡GRACIAS POR LEER Y COMENTAR!
Los espero el próximo miércoles con un nuevo y emocionante episodio.
Saludos a todos.
                                                                                                               Dolly Gerasol

jueves, 13 de diciembre de 2012

"Melodía Inmortal"

Hola a todos:

Hoy quiero compartir con ustedes una nueva reseña. Ayer terminé de leer el primer libro de la saga "Lazos Inmortales" de la escritora española Olga Salar. Olga nació en Valencia y pasó su niñez entre los libros de "El pequeño vampiro" de Angela Sommer Bodenburg, y desde entonces no ha parado de leer, su afición literaria se convirtió en algo más cuando se licenció en Filología Hispánica. En diciembre de 2009 creó el blog literario "Luna Lunera" (Diario de una Lunática), del que es administradora. Gracias a él es conocida en la red como Olga Lunera. Reparte su atención entre la literatura juvenil y la romántica adulta. 


Melodía Inmortal - Lazos inmortales #1
Editorial: Kiwi
Dimensiones: 15x21,5 cm
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 241
ISBN: 978-84-939403-5-5

Sinopsis: Cuando nuestro amor por la música se vuelve casi una obsesión
La pregunta es muy sencilla.
¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ella?
¿A qué serías capaz de renunciar?
¿Y si con ello perdieras a la persona que más quieres?
¿Volvería a amar tu corazón?
¿Nos dará la vida una nueva oportunidad?
¿O estaremos condenados eternamente a no escuchar más que el silencio?

Las primeras páginas de esta novela son tan desconcertantes como atractivas, pero cuando comienzas a comprender de qué se trata la historia del protagonista masculino (que se hace llamar Oliver), no puedes parar de leer. La trama está presentada de manera dinámica, alterna pasado y presente y el punto de vista de uno y otro protagonista, lo que le quita monotonía a la lectura, manteniéndote atrapado por completo.
Oliver es un muchacho muy especial y su historia personal es la base de la novela. Danielle es una chica frágil en apariencia, pero con una gran fortaleza interior. La historia de amor que surge entre ellos es muy bonita, pero lo más interesante y destacable de este libro es la originalidad del argumento. Me sorprendió gratamente leer una novela romántica paranormal sin vampiros ni hombres lobo (que es lo que está de moda). Además, descubrir el porqué del título "Melodía Inmortal" a medida que vas adentrándote en el libro es algo realmente atractivo e interesante. Los personajes y la ambientación están muy bien logrados y descritos, y cada uno ocupa muy bien su lugar en la trama.
Es un libro que les recomiendo porque realmente los va a sorprender y atrapar entre sus páginas.
Ahora voy a tratar de adquirir la segunda parte de esta hermosa saga: "Romance Inmortal", en donde los protagonistas pasan a ser Gabriel y Rachel, si quieren conocerlos tienen que leer "Melodía Inmortal", son dos personajes fuera de serie para no perderse.

Click aquí para adquirir los libros

Saludos a todos.
                                                                                                          Dolly Gerasol
                                

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Los juguetes de Katsuo - Episodio XXX

Hola a todos:

Les traigo un nuevo y emocionante episodio de mi blog novela para que sigan disfrutando de esta interesante e intrigante historia. ¿Conseguirá Agustina hablar a solas con Geisha?


Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados - All rights reserved)

Episodio XXX

"El stand de Tanaka estaba estratégicamente ubicado en el extremo opuesto del salón, era el más alejado de la salida, pero el que más cerca estaba del patio interno. Cuando las personas se agruparon en el exterior para presenciar los magníficos fuegos de artificio, unas impresionantes figuras coloridas y explosivas que pronto danzaron en el oscuro cielo de invierno y lo iluminaron con fulgor, Katsuo aprovechó para depositar en manos de noventa niños una bolsa de tela conteniendo uno de los muñecos creados por él. Había evitado las cajas porque llamaban la atención y eran incómodas para trasladar. Las personas que asistieron a la Exposición desconocían la prohibición que pendía sobre los fabricantes y aceptaron contentos el regalo para sus hijos, suponiendo que era parte de la fiesta.
Cuando Katsuo hubo repartido los juguetes que tenía planeado regalar (el resto quedaba en su stand para que no lo vieran vacío y sospecharan de su accionar), indicó a una de sus kokeshi que le tocaba el turno de actuar. Mientras él se adelantaba para mirar el espectáculo y pasar desapercibido, Izanami cobró vida y se transformó nuevamente en la mujer robotizada que era, se escabulló entre la gente y trepó la pared del rincón más oscuro del patio. Una vez que hubo alcanzado la parte más alta del techo del hotel, lanzó una descarga eléctrica sobre las luces externas del salón, con la fuerza necesaria para provocar un cortocircuito e incendiar a su vez la zona que recibió la descarga.
En pocos segundos el caos fue suficiente como para que los presentes abandonaran el salón entre empujones y gritos. La sorpresa alcanzó a los empleados del hotel y a pesar de intentarlo no pudieron evitar que la gente corriera y se alejara del lugar con los juguetes de Katsuo Tanaka en sus manos.

Agustina no entendía lo que sucedía, sólo podía apartarse del camino de las asustadas personas para que no la llevaran hacia la salida. Los niños gritaban y lloraban, pero al parecer las corridas no estaban dañándolos, solo estaban asustados. Agus, mientras tanto, intentaba en vano ver a su padre o a Lucas; las luces de emergencia no iluminaban lo suficiente. En medio de la marea de gente, una mano fría y dura se posó en su brazo y contra su voluntad fue arrastrada detrás de uno de los stands.
A continuación, Geisha habló en un tono suave y misterioso: — No dispongo de mucho tiempo. ¿Qué quieres preguntarme? –puntualizó y mantuvo a Agustina agazapada con ella en la penumbra del salón.
A Agus la tomó por sorpresa el encuentro y no le salían las palabras, a pesar de haber pensado lo que iba a decirle a la niña robot cuando se encontraran.
Ambas estudiaron y observaron el semblante de la otra, sus miradas fijaron un punto de encuentro y una fuerte conexión surgió entre ellas, como si se conocieran de toda la vida, como si fueran las mejores amigas. Fue una fuerte sensación, inexplicable y sorprendente a la vez, pero las dos tuvieron la certeza de que podían confiar en quien tenían enfrente, a pesar de las abismales diferencias entre ambas.
—No tienes que seguir al lado de Tanaka, Geisha. Puedes quedarte conmigo aquí…
La niña robot negó con la cabeza y su lacio cabello negro descargó latigazos en el aire, a un lado y al otro. Geisha temía a su creador porque era capaz de destruirla, aunque ella a veces percibiera un atisbo de cariño en sus ojos, conocía la manera que Katsuo tenía de acabar con cada una de sus kokeshi si osaban atentar contra él o sus planes, o incluso intentaban alejarse de su lado.
—Necesitamos tu ayuda para descubrir lo que trama, a ojos vista no hay nada extraño en su participación en la Exposición, pero estoy segura que oculta algo. Los juguetes de Katsuo no son inofensivos, ¿verdad? –preguntó Agustina sin apartar la mirada de Geisha. La idea rondaba en la mente de Agustina desde el día en que descubrió el contenido del galpón de la calle Ruggieri, el escalofríos que la recorrió no fue sólo por la presencia de las mujeres robotizadas, la visión de esos juguetes la inquietaba, incluso allí en el salón del “Ragguardevole”.
La niña volvió a fijar sus vidriosos ojos negros en la joven Ferrari y dijo: —Katsuo debe abandonar Argentina sin contratiempos. Cuando regrese… te prometo que te ayudaré.
Las luces brillantes y claras del salón se encendieron y Agustina escuchó su nombre de boca de Lucas en su intercomunicador. Estaba inquieta por la respuesta de Geisha y Lucas la interrumpió en el momento justo en que necesitaba pedirle más claridad a la niña.
—Lucas, en un minuto te alcanzo. Estoy bien -respondió en un susurro inquieto.
Mientras tanto, tomó el brazo metálico de robot, que estaba cubierto por una delicada seda estampada, al ver que la niña se iba y le dijo: —Geisha, espera… ¿Por qué volverá? Dame una pista de lo que trama, por favor. No seas cómplice de sus locuras.
— Agus, ¿con quién hablas? –preguntó Lucas, impaciente por conocer el paradero de su novia, la había perdido de vista hacía más de una hora.
—Le debo lealtad, porque le debo la vida. Él me creó, pero te prometo que te ayudaré. Tendrás noticias mías, en cuanto encuentre una manera de comunicarme contigo sin que lo sepa. Ahora, dejame ir. No quiero que se enfade conmigo y menos aún que mande a alguna kokeshi a buscarme –dijo la niña en tono fastidioso. Empujó a Agustina con delicadeza y huyó corriendo a una velocidad anormal para una niña y trepó de un salto la pared del patio hacia la calle."

¡GRACIAS POR LEERME! Espero que les haya gustado este nuevo episodio.
Saludos a todos.
                                                                                                               Dolly Gerasol


miércoles, 5 de diciembre de 2012

"Towerbridge. Un amor en el tiempo"

Hola a todos:

Ahora quiero compartir con ustedes una nueva reseña. Terminé de leer la novela romántica de la escritora española Raquel Campos: "Towerbridge. Un amor en el tiempo". Con Raquel nos conocimos en El Rincón de la Novela Romántica y luego nos hicimos amigas en Facebook.


Sinopsis: Keith McDermott vive en Londres y es informático, pero su pasión son los relojes. Mientras está arreglando el reloj del campanario de su pueblo natal, durante una dura tormenta, se traslada sin explicación al siglo diecinueve.
Una serie de circunstancias hacen que conozca a Lady Josephine Marshall, una de las beldades del pueblo; además de una dama muy peculiar por su carácter emprendedor.
Entre ellos surge una atracción instantánea y Keith se ve arrastrado a ayudar a la dama cuando su padre intenta casarla sin su consentimiento.
Josephine no sabe porqué su padre la quiere casar con tanto ímpetu, pero decide averiguarlo. Un misterio se cierne sobre su ascendencia; y Keith se encargará de estar a su lado en todo momento.

Esta novela me dejó una linda sensación de calidez y ternura. La historias y los personajes son simples y por esa simplicidad es que logras encariñarte con ellos. Es fácil ponerse en la piel de los protagonistas y meterse en la realidad que les toca vivir. Me gustó cómo se conocieron Jo y Keith porque tengo una debilidad por las novelas con viajes en el tiempo :-) 
Les recomiendo este libro para disfrutar de una muy linda y muy romántica novela. La van a disfrutar mucho.

Saludos a todos.
                                                                                                        Dolly Gerasol

Los juguetes de Katsuo - Episodio XXIX

Hola a todos:

Volvemos a encontrarnos para disfrutar de un nuevo episodio de mi blog novela. Espero que les guste tanto como a mí el rumbo que está tomando la historia :-)



Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados - All rights reserved)

Episodio XXIX

"De repente se le ocurrió una manera de inducir a Geisha para que se encuentre con ella en algún sitio y así poder sonsacarle información. 
—Lucas, enseguida vuelvo –dijo Agustina abandonando la sala con rapidez y sin esperar respuesta por parte de su novio, quien aún estaba deliberando con sus empleados acerca de las medidas a seguir cuando la gente comenzara a retirarse de la Exposición. 
Aprovechando que aún la vista de Katsuo estaba ocupada en las personas que se agolpaban en su stand para probar sus juguetes, Agustina se agachó al lado de Geisha y simuló que se ataba los cordones de sus zapatillas de cuero sintético color azul. Dio unos golpecitos en la pared lateral del cuerpo de la estatua y dijo en un susurro: — Sé que puedes escucharme y quiero que sepas que si no haces lo que te digo, diré que tú y dos de las robots de Tanaka están camufladas dentro de la decoración. Te devuelvo la advertencia: a los directivos de la Asociación no les gustaría encontrarlas ocultas aquí. 
Lentamente se incorporó y esperó en silencio la respuesta de la niña. Dos minutos después, Geisha sintonizó el auricular de Agustina y contestó: — Nuestro deber es cuidar de Katsuo y de otro modo no nos hubieran permitido hacerlo. 
— Nadie amenaza a Tanaka, es él quien juega sucio y no es ético en sus negocios –respondió la joven Ferrari apretando los dientes, le molestaba la sobreprotección que le brindaban las robots al japonés, aunque tenía que admitir que ella actuaba del mismo modo con su padre. 
Geisha decidió que sería mejor no agregar leña al fuego y evitar enfadar a los directivos de A.M.J., bastantes disgustos había tenido Katsuo por no estar entre los mejores y bastantes problemas había tenido que resolver para evitar las sanciones. Tenía que impedir que la mirada de la Asociación volviera a posarse en su creador. No tenía nada que perder, había estado cerca de la joven antes y no había sucedido nada malo, además le interesaba estar cerca de la hija del dueño del hotel. 
— De acuerdo, dime qué quieres que haga y evaluaré las posibilidades… 
— Te esperaré cuando finalice la Exposición en la esquina donde te perdí de vista esta tarde –dijo Agustina alejándose de la kokeshi con naturalidad como si estuviera dando un paseo por un parque. 
Agus tendría que pensar el modo de escapar de la vista de Lucas y de su padre, aunque no sería prudente ir sola, así que le diría a Sandro que la acompañe. Intentó encontrar a su custodio entre los demás empleados del hotel, pero no lo halló. Le pareció extraño no haberlo cruzado en toda la tarde, pero supuso que tal vez estuviera ocupando un puesto afuera del salón. Faltaba una hora para dar por terminada la Exposición, así que Agustina decidió disfrutar de la misma un rato más, luego vería la manera de escabullirse fuera mezclada entre los asistentes. Si podía encontraría a Sandro afuera y sino iría sola, de todos modos tenía colocado el intercomunicador. 

Las normas de la Exposición permitían a los fabricantes exponer sus prototipos o proyectos de juguetes ante los visitantes y utilizarlos dentro del salón, pero al ser juguetes que no estaban aún aprobados por la Asociación Mundial de Jugueteros, tenían prohibido sacarlos fuera de la feria o venderlos. 
Katsuo Tanaka había ideado un plan para regalar los juguetes que tenía en el stand, necesitaba probarlos fuera del salón. Además, las personas estaban encantadas con ellos y Tanaka se sentía orgulloso y feliz de haber captado la atención mayoritaria, incluso había eclipsado a la favorita de la Asociación: “Baby-Spielzeug”. Ya llegaría el día en que sus juguetes fueran los más vendidos y apreciados en el mercado, ahora lo que importaba era que los presentes abandonaran el lugar con un “Konban wa” en sus manos, así en veinte días pasaría a la nueva fase de su proyecto y luego daría el golpe final. Cuando finalizara su plan con éxito tendría el dinero necesario para continuar con su ejército de kokeshi y al fin podría darle vida a la réplica robotizada de su esposa fallecida, su obra maestra. 
Quince minutos antes de dar por finalizada la Exposición, Justino Ferrari habló por los altavoces y sus palabras se repitieron en varios idiomas: — Queridos visitantes, les agradecemos mucho su participación. Esperamos que hayan disfrutado de la primera Exposición de Juguetes en Argentina. Aprovechen a recorrer por última vez los stands porque a las ocho se cerrarán las puertas de los mismos y daremos por terminada esta fiesta con una pequeña sorpresa para todos. Los esperamos entonces en el patio interno ubicado detrás de este salón. ¡Gracias por estar aquí! 
Unos tímidos aplausos al principio y unas fuertes palmadas luego, propiciadas por el entusiasmo de Agustina frente a las palabras de su padre, dieron por finalizada la formalidad de la Exposición. 
Justino estaba emocionado y muy contento porque todo había salido como lo esperaban y las sonrisas de los niños frente a cada juguete y al colorido reinante en todo el salón eran prueba suficiente para saber que había valido la pena luchar para que esta fiesta se celebrara en el “Ragguardevole”, además de la alegría de su hija que era la razón principal de la realización de la Expo en el hotel."

¡Espero con ganas sus comentarios!
Saludos a todos.
                                                                                                             Dolly Gerasol

viernes, 30 de noviembre de 2012

Participo en Premio Libros y Literatura 2012

Hola a todos:


Me apunté a un Concurso de Blogs propuesto por la página "Libros y Literatura", que tiene por objetivo promover los blogs literarios y encontrar las mejores reseñas literarias de la blogosfera actual y premiar a sus autores.


Para la mejor elección de los ganadores, el equipo de Librosyliteratura.es establece dos sistemas de votación. Dos de los premiados serán elegidos por un jurado cerrado compuesto por:
● Los miembros del equipo de Librosyliteratura.es
● Los representantes de las editoriales Planeta e Impedimenta: Maria Guitart y Pilar Adón, respectivamente.
● Los escritores Care Santos, Rosa Montero, Juan Gómez Jurado, Antonia J. Corrales y Félix J. Palma.
● La blogger Mertxe Costas, de Bitácora de mis lecturas.

Los otros dos ganadores serán escogidos por el público a través de la aplicación del concurso en Facebook. El período de votación comenzará a partir del 10 diciembre de 2012. Sólo serán admitidos aquellos votos que Facebook y Libros y Literatura consideren válidos.

Los votantes: Entre todas las personas que entren a la aplicación del concurso en Facebook y voten por su reseña favorita, desde el10 de diciembre de 2012 hasta el 1 de enero del 2013, se sorterán 10 lotes de 5 libros cada uno. Además, también se les dará a todos un vale promocional para la nueva librería online de Libros y Literatura.es.


https://www.librosyliteratura.es/premios-libros-y-literatura-2012.html
Voy a participar con la reseña que hice de una de las novelas de la gran escritora argentina Anna Karine. He leído varios libros de ella y me gusta muchísimo su estilo y los personajes y tramas que logra en cada novela.


Aquí les dejo el enlace y la reseña para que la disfruten y si les gusta... la voten :-)



"Hoy les traigo un libro de una joven escritora argentina, es una novela romántica y se titula: "Tardes de otoño". Antes de hablar del libro quiero contarles un poco acerca de su autora. Anna Karine nació en Buenos Aires, Argentina. Es Corrector Literario y de Imprenta y Profesora en Letras y Cs. de la Comunicación. Cursó algunas materias de la Licenciatura en Letras, estudia Lic enciatura en Educación y se desempeña como docente de su área en nivel secundario y terciario. Inició su carrera como escritora a temprana edad, dedicándose principalmente a la producción de novelas románticas de diversos subgéneros y relatos de tipo psicológico-fantástico. Su estilo personal e innovador en el género romántico ha dado origen a lo que la misma autora llama romance simbólico, una fusión de recursos aplicados en novelas y relatos románticos. Ganó varios certámenes de cuento y se desempeñó como jurado en diversos concursos literarios; así también como coordinadora de talleres de escritura. Además, escribe artículos sobre novela romántica, educación y comunicación en páginas de Internet y revistas digitales, y tiene en su haber más de veinte novelas terminadas. 
Tiene un blog (http://annakarine.blogspot.com) donde puedes seguirla y un perfil de Facebook donde puedes contactarla.



Sinopsis: ¿Qué sucedería si de pronto te quitaran injustamente todo lo que has conseguido a fuerza de sacrificio? Esto sucede a Josh después de haber dedicado ocho años de su vida y la destrucción de su matrimonio a la compañía Wells y Asociados. La búsqueda y ausencia de hijos y el trabajo de Josh han consumido el matrimonio que él y Lilly forjaran en el pasado. De pronto, sus vidas dan un vuelco cuando él es acusado de un delito que no cometió y se queda en la ruina. Dispuesto a dejar su orgullo de lado por el bienestar de Lilly, Josh regresa con ella al pueblo del que partieron hace años, donde intentará recuperar su fortuna, demostrar su inocencia y encarcelar a los verdaderos culpables, mientras que un terrible peso que ha cargado durante mucho tiempo hace su aparición en el presente, con la promesa de liberarlo para siempre o destruirlo.

La pareja protagonista de esta historia se conoce en la adolescencia en el pueblo donde vive ella. Elizabeth "Lilly" Lahn pertenece a una familia de campo, cuyo padre ha sido pastor en la Iglesia del poblado. Con una educación basada en la religión, ella es una joven educada, responsable, creyente, inocente y tranquila. Él, Joshua Mallory, en cambio, es un muchacho de ciudad, rebelde, ateo, que resuelve las diferencias a los golpes, rockero y con un pasado de oscuro. Pero el hecho de conocer a la angelical Lilly cambiará su vida para siempre. Sólo ella será capaz de rescatar lo mejor de Josh, lo que él no quiere mostrar, lo que alguna vez fue, lo que su pasado le impide rescatar de sí mismo.
La historia de Josh y Lilly juntos no es fácil, deberán sortear innumerables obstáculos que podrán en riesgo su matrimonio. Una novela llena de sentimientos, muy emotiva, con una carga fuerte de drama y prejuicios sociales y, llena de pequeños-grandes gestos que sólo un noble corazón puede generar. Un amor que debe superar muchas dificultades, tanto internas, de cada uno de los protagonistas, como así también del entorno y de las situaciones que les toca vivir...
Muchas veces las personas que te rodean, y tú mismo, valoran erróneamente las acciones y los sentimientos. Pero sólo el verdadero amor valora lo que realmente importa: tu corazón...

Espero tengan la oportunidad de leerla, Anna escribe de una manera muy especial y los personajes se introducirán en vuestros corazones con el paso de cada página."

Espero tener suerte y que les guste conocer mi blog y mi reseña.
Saludos a todos. 
                                                                                                 Dolly Gerasol                         



jueves, 29 de noviembre de 2012

Proyecto noviembre Adictos a la Escritura

Hola a todos:

Hoy quiero compartir con ustedes un nuevo relato que escribí, cumpliendo con las pautas del proyecto del grupo Adictos a la Escritura. Hace casi tres meses que no participo y ahora por suerte tengo tiempo para dedicarle a escritura (ya la estaba extrañando). El ejercicio consiste en hacer un microrrelato (un texto corto) sobre un tema común, pero para redactarlo habrá una serie de palabras que NO se podrán utilizar en el texto. Yo elegí el siguiente tema: 
-Un grupo de niños jugando. Las palabras que NO se pueden usar son: juego, diversión, entretenimiento, recreo, pasatiempo.



"Los niños estaban sentados debajo del árbol en el jardín. La concentración reflejada en sus infantiles rostros daba cuenta de la atención que ponían al apilar o combinar las figuras para armar que siempre llevaban en la bolsita de nylon a cualquier lugar. De pronto, posaron sus ojitos color miel en las ramas secas que descansaban en un rincón. Ambos corrieron hacia ellas y eligieron con cuidado una para cada uno. En pocos segundos comenzó la carrera de caballos de madera. Imaginarios corceles despertaron un sentimiento de libertad en mis pequeños. No podré olvidar nunca sus caritas sonrientes, sus mejillas sonrosadas y sus rizos castaños ondeando al viento mientras correteaban sin parar alrededor del árbol del jardín." 


No encontré una imagen más adecuada al relato, pero ésta me pareció que también reflejaba parte de lo contado.
Espero que la lectura haya sido grata y que cumpla con las expectativas de los miembros de Adictos y de todos mis lectores.
Saludos a todos.
                                                                                                                    Dolly Gerasol

miércoles, 28 de noviembre de 2012

"En alas de la seducción"

Hola a todos:

Terminé de leer otra novela, estoy a full ;-) En esta oportunidad es la primera novela que leo de esta escritora y es la primera que ella escribió: "En alas de la seducción: Una pasión bajo el cielo de la Patagonia". Cuando conocí personalmente a Gloria Casañas hace unos meses,  en la Feria del Libro de mi ciudad, ella habló acerca de esta novela y me entusiasmó mucho. Ahora, al fin he podido leerla y quiero compartir con ustedes mi opinión.


Sinopsis: En un rincón remoto de la Patagonia argentina un hombre se oculta del mundo y, sobre todo, de su pasado. Newen Cayuki, por cuyas venas corre la sangre de los bravos indios tehuelche, sabe que los dioses le han negado todo, incluido el amor. Pero lo que nunca imaginó es que la maldición tomaría la forma de una hermosa mujer blanca, ni que su encarnizada lucha contra ella acabaría en la derrota más dulce, la de la rendición por amor. Cordelia no tiene otro propósito, al llegar a ese lugar en el fin del mundo, que ayudar a su querido hermano gemelo. Llevada por su audacia, pensó que la misión sería fácil, pero no contaba con la presencia imponente de aquel bárbaro que la intimida, la repudia y parece odiarla por alguna oscura razón. Cordelia y Newen pertenecen a dos culturas totalmente distintas, sus mundos no comulgan en esta tierra. Sin embargo, nada podrá romper el lazo invisible que se crea entre ellos. Y como una bendición, la magia ancestral de los antiguos, bajo la sombra de las alas del cóndor de los Andes, los ayudará a desenredar la maraña de los sentimientos que ata sus corazones.

La historia me atrae por varias razones: está ambientada en la Patagonia y yo amo el sur de mi país, el nombre del protagonista es hermoso, Gloria escribe de manera adictiva ;-) y la sinopsis y la portada del libro son muy interesantes. En conjunto la novela es muy atractiva, atrapante, tierna, plagada de sentimientos fuertes y muy linda. Me encantó el modo en que Cordelia y Newen se conocieron, una situación inusual y muy entretenida que me atrapó completamente. Me encariñé con ambos protagonistas enseguida, la disparidad de culturas y clases sociales, la combinación de ambos, la manera en que cada uno defiende su postura, la belleza que cada uno posee de manera opuesta al otro... Cordelia es encantadora y hermosa, poseedora de un corazón puro y fuerte, y Newen es un hombre sorprendente y posee una fortaleza increíble.
Además de los protagonistas que son maravillosos, Gloria logró llevarme hacia ese recóndito lugar de la Patagonia: Los Notros, de una manera tan natural y fluida que cuando quise darme cuenta ya pisaba el mismo suelo que Newen y Cordelia.

Les recomiendo esta novela porque van a disfrutar de una lectura romántica y muy humana, completamente ligada a la naturaleza. A mí me gustó muchísimo :-)
Saludos a todos.
                                                                                                     Dolly Gerasol

Los juguetes de Katsuo - Episodio XXVIII

Hola a todos:

Un nuevo episodio de mi novela ha llegado, espero que lo disfruten. Está cada día más emocionante, ¿no? ;)


Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados - All rights reserved)

Episodio XXVIII

"Lucas Seagal vigilaba, en cuanto disponía de un minuto libre, a Agus a través de las cámaras de seguridad y vio la expresión que ella adoptó al observar los juguetes japoneses. La reacción de su novia lo había sorprendido. A él no le atraían ni la mitad de los juguetes de la Exposición, ya que toda su infancia y adolescencia la pasó realizando deportes al aire libre o investigando acerca de artículos de tecnología e informática que utilizaban los adultos. En cambio, Agustina parecía de las personas que pasaban mucho tiempo dentro de su casa rodeada de ficción tanto en lectura como en video.
Agustina reaccionó al escuchar la voz de Lucas, se apartó a un costado del stand y respondió con disimulo: — Señor, no me he olvidado de mi trabajo, estoy observando todo con detenimiento…
Lucas dejó pasar el tono irónico y le hizo algunos comentarios acerca de los diferentes expositores.
Mientras Agustina Ferrari hablaba distraídamente con su novio, algo llamó su atención en el decorado presentado por Tanaka. Sus ojos se posaron con decisión sobre una de las tres réplicas grandes de kokeshi apostada a uno de los lados del puesto japonés. A Agus le recordó a la niña que la siguió horas antes cuando salió a dar un paseo y a la que aparecía en sus sueños por la noche.
Ante el mutismo sorpresivo de Agus, Lucas preocupado siguió la mirada de ella en las cámaras, sólo vio un objeto decorativo a tono con la temática ofrecida por Tanaka.
— ¿Qué pasa? ¿Qué viste? Agus, dime algo.
—Después hablamos, tengo trabajo que hacer – respondió con ligereza y bajó el volumen del aparato.
Al acercarse, Agus rodeó a la gente y con rapidez y disimulo comenzó a filmar. Mientras lo hacía, detuvo su inquisitiva mirada en la estatua japonesa. Cuando estuvo a diez centímetros de Geisha, ésta interceptó el intercomunicador de Agus, subió el volumen y le dijo en español: — Ten cuidado. Katsuo odia a los espías.
Agus reconoció la voz de la niña robot enseguida, era inconfundible, una voz suave y cantarina acompañada por un sonido metálico de fondo. Agustina no le temía, extrañamente la robot le producía curiosidad y presentía que no era igual a las mujeres robotizadas. No debería arriesgarse porque era una creación de Tanaka, pero ésta kokeshi lucía diferente y no sólo en su apariencia infantil que difería mucho de los cuerpos femeninos esculturales de las demás. La joven mantuvo la vista al frente, dirigida a los visitantes que caminaban de un lado a otro y respondió: —No creo que pueda identificar un espía en medio de tanta gente, pero agradezco tu advertencia. ¿Cómo te llamas?
La niña robot tardó en responder a esa simple pregunta, no se la habían formulado nunca, pero como estaba en su sistema, finalmente la encontró y dijo: —Me llamo Geisha. Ahora, aléjate de aquí.
La última frase sonó a amenaza y Agus lo notó y recordó que las robots estaban ahí para proteger a Tanaka ante todo. En pocos segundos se perdió entre los visitantes y minutos después entró en la cabina de seguridad donde estaba Lucas.
—Necesito que chequees esta filmación ahora – dijo con un tenue tono de alarma en la voz.
—No puedo distraerme, Agus. Puedes verla tú misma en ese dispositivo que está en el rincón –comentó Lucas sin apartar sus ojos de las pantallas, a la vez que daba órdenes a los empleados apostados en diferentes sectores de la Exposición.
Dejando de lado la falta de atención de Lucas y viendo que estaba realmente concentrado en su trabajo, se dispuso a mirar el video sola. Con calma observó los detalles de la estatua y escuchó una y otra vez la voz de Geisha. Sin querer los recuerdos de encuentros anteriores con ella vinieron a su mente, deteniéndose en el día que escuchó con esa misma voz la frase:  “Quisiera ser como tú.” No pudo evitar que un escalofrío recorriera su espalda. No podía deducir si el anhelo de la robot era inocente o podía ser peligroso. La estatua de Geisha en ese momento era muy diferente a la niña que la siguió, pero Agus estaba segura que era la misma. No sabía qué hacer con la información, pero tendría que hablar con Lucas acerca de Geisha y también intentar averiguar por qué la seguía. Debía encontrar la manera de hablar con la niña robot a solas, lejos de la mirada de Tanaka, para aclarar unas cuantas cosas."

¡Gracias por leer y comentar!
Saludos a todos.
                                                                                                  Dolly Gerasol