Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

domingo, 9 de octubre de 2011

Amanda Quick

Hola a todos:


Espero que anden todos bien y que no me hayan extrañado mucho ;) He estado bastante ocupada pero hoy por fin pude hacerme un rato para compartir con ustedes.

Terminé de leer un libro de la escritora Amanda Quick, y como ya he leído tres novelas de ella se me ocurrió compartirlas con ustedes.

Amanda Quick: Jayne Ann Castle nació el 28 de marzo de 1948 en Borrego Springs, California, EE. UU. Su madre Alberta Castle la crió junto a sus hermanos Stephen y James, y su madre.
Jayne estudió Español en la escuela. En 1970 se graduó en Historia en la Universidad de California, Santa Cruz, tras lo cual para poder encontrar un buen trabajo obtuvo un máster en Biblioteconomía por la Universidad estatal de San José.
Inmediatamente después de su graduación contrajo matrimonio con Frank Krentz, un ingeniero. El matrimonio se trasladó a las Islas Vírgenes, dónde ella encontró trabajo en una escuela primaria, dónde además de su trabajo cómo bibliotecaria tuvo que dar clases, cosa que a ella no le gustó demasiado. Jayne llegó a trabajar dentro del sistema de bibliotecas de la Universidad de Duke. Poco después de comenzar a trabajar allí, empezó a escribir novelas románticas con toques de suspense e incluso paranormales. Aunque mandó sus manuscritos a varias editoriales, durante los seis siguientes años, sólo recibió cartas de rechazo.
En 1979 logró publicar sus primeras novelas románticas bajo su nombre de soltera, y desde entonces no ha parado de escribir.
Ha utlizado nada menos que siete seudónimos a lo largo de su carrera. Los seudónimos que ya no utiliza son: Jayne Taylor, Jayne Bentley, Stephanie James (seudónimo bajo el que tiene libros traducidos) y Amanda Glass, aunque la mayoría de esos libros han sido reeditados bajo su nombre de casada: Jayne Ann Krentz, desde que a inicios de los 90 decidiera reorganizar el uso de sus seudónimos. Lo seudónimos que sigue utilizando son:
- Jayne Castle, su nombre de solera, que lo utiliza para firmar novelas futuristas desde 1996, aunque hasta 1988 lo utilizaba para publicar novelas contemporáneas.
- Jayne Ann Krentz, su nombre de casada, que lo utiliza para firmar novelas contemporáneas y de suspense.
Amanda Quick, su seudónimo más vendido, con el que firma sus novelas históricas, la mayoría de ellas ambientadas en la regencia inglesa.
Desde que puede permitirse vivir de la literatura, ha establecido un fondo para bibliotecas universitarias y escolares. Forma parte del equipo asesor del programa para escritores de la Universidad de Washington. J.A.C.K. es colaboradora y editora de una colección de ensayos: Dangeorus Men and Adventurous Women: Romance Writers on the Appeal of the Romance, publicada por la Universidad de Pennsylvania. Por este libro de estudios feministas recibió el premio Susan Koppelman, otorgado por el Women’s Caucus del Popular Culture Association y la American Culture Association.
Los Krentz han trasladado su residencia a Seattle, Washington. Entre las aficiones de Jayne, se encuentra la cocina vegetariana.

Luego de conocer un poco más acerca de esta gran escritora voy a comentarles sobre los libros que he leído, los cuales están bajo el seudónimo Amanda Quick, ya que mi género favorito son las novelas histórico-románticas.




BAJO LA LUNA: "Las cosas no funcionan como deberían en el castillo de Aldwick. Concordia Glade ha sido contratada para enseñar a cuatro huérfanas en la lejana y destartalada mansión, pero no tarda en darse cuenta de que algo peligroso e inmoral está sucediendo en ella. Para salvar a las cuatro jóvenes a su cargo, Concordia traza un plan.
Mientras indaga sobre la muerte de una mujer, el investigador privado Ambrose Wells llega al castillo y se ve de inmediato envuelto en el caos. El edificio está en llamas. Varios hombres han muerto. Una mujer y cuatro muchachas tratan de huir a caballo...
Desesperada por escapar, Concordia se ve obligada a confiar en ese desconocido de aspecto aterrador que les ofrece su ayuda. Al verse sorprendido por la valiente y poco convencional maestra, Ambrose no puede por menos que tomar a las cinco mujeres bajo su protección. Detrás de los acontecimientos que están sucediendo en el castillo de Aldwick se encuentra un famoso señor del crimen de Londres, empeñado en eliminar a quienes han descubierto sus secretos..."

EL RIO SABE TU NOMBRE: "El primer beso fue en un pasillo escasamente iluminado de la mansión de Edwin Hastings. Louisa no lo vio venir… Claro que era imposible que Anthony Stalbridge albergara intenciones románticas: el beso sólo supuso una medida desesperada para evitar que el guardia los descubriera donde no debían estar. Lo único que ambos intrusos tenían en común era su interés por los asuntos privados del señor Hastings, un hombre poderoso de quien sospechaban que albergaba terribles secretos..."

UNA DAMA A SUELDO: "Arthur, conde de St. Merryn, necesita a una mujer. La joven habrá de simular ser su prometida durante unas semanas en los círculos de la alta sociedad, pues él tiene asuntos que resolver y su compañía evitará el habitual asedio de las casamenteras. Encontrar a la candidata perfecta resulta más difícil de lo que esperaba, hasta que por fin conoce a Elenora Lodge. El aspecto anodino de la muchacha no oculta su bella figura y el fuego de sus ojos. Dadas sus circunstancias personales, Elenora acepta la generosa oferta del conde. Sin embargo, algo no funciona en la tenebrosa mansión de Arthur y Elenora está convencida de que éste esconde un secreto..."

Las tres novelas me gustaron mucho. Son muy entretenidas. Las intrigas están muy bien elaboradas y tienen un buen remate al ser descubiertas lo que hace que las historias te atrapen de principio a fin. El romance está presente pero no de manera exagerada ni empalagosa. Los personajes principales tiene varios puntos en común en los tres libros: las mujeres son bonitas pero ocultan su belleza bajo una fachada aburrida y remilgada que es puesta al descubierto por el galán de turno, que descubre en ellas lo que nadie ha tenido la delicadeza de develar; son damas respetables con un pasado que las condena, ocultan secretos que la alta sociedad no debe conocer; son inteligentes, audaces y tienen un profundo sentimiento justiciero. Los hombres son inteligentes, perspicaces y aunque pertenecen a la alta sociedad tienen actividades un tanto criminales aunque siempre utilizándolas en función de hacer justicia, lo que tienen en común con las heroínas desde el comienzo de la trama. Los caballeros son galantes y atractivos y se sienten atraídos por las protagonistas desde el principio y se ven en la necesidad de protegerlas. 
A pesar de que en las tres historias estos factores son comunes y saltan a la vista no hacen que las historias sean predecibles, excepto que tienen un final feliz como dictan las novelas románticas. Las descripciones son claras y en su justa medida, la lectura es ágil y atractiva. Los personajes secundarios son variados y bien elaborados sin hacer nunca sombra a los personajes principales.
En resumen son libros muy recomendables, entretenidos y dignos de atesorar en la biblioteca.
Saludos a todos.
                                                                                                     Dolly Gerasol