Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

jueves, 14 de junio de 2018

"El guardián entre el centeno"

Hola a todos:

Hoy quiero compartir con Uds. mi reseña de un libro con el que me encariñé en estos días. Recuerdo haber leído el título en alguna novela, pero no puedo recordar cual. Lo vi publicado en una librería de mi ciudad y recordé que me había intrigado mucho el título, así que lo compré. Estoy hablando del mundialmente conocido "El guardián entre el centeno" del escritor estadounidense Jerome David Salinger. 



Sinopsis: Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

Me encariñé con Holden, no pude evitarlo. Por momentos es tan tierno y tan sentimental que te dan ganas de abrazarlo fuerte. Es un incomprendido y un gran crítico de la sociedad hipócrita que lo rodea. Adora a los niños por su simpleza y su autenticidad; en cambio, despotrica contra los adolescentes de los colegios a los que va y los adultos que se cruzan en su camino de crecimiento.

Estoy segura que la gran mayoría de nosotros también se sintió muy solo e incomprendido en algún momento de la adolescencia, es por eso que este libro me llegó al corazón y disfruté mucho leyéndolo.

Les comparto una opinión que me gustó mucho, porque refleja lo que yo misma pienso del libro:
"Salinger escribió sobre los adolescentes, su rebeldía, su lucha por encontrar un lugar en el mundo, su miedo a crecer y a la vez su deseo de hacerlo. Porque Caulfield critica a los adultos, falsos, hipócritas o sencillamente imbéciles, mientras que aprecia a los niños, espontáneos, inocentes, generosos. Y por eso, lo que de verdad le gustaría es estar al borde del precipicio, al final del campo de centeno, para vigilar que los niños no caigan por él. Evitar que se hagan mayores. Pero eso es imposible, y de ahí la crisis de Holden.
El texto es inteligente, original, tiene humor, está lleno de vida y sensibilidad, posee un ritmo perfecto, nunca cae ni en lo cursi ni en lo soez." (El País, Martín Casariego)

He aquí algunos fragmentos que quiero compartir con Uds.:

"Y allí no había un solo tío ni espléndido, ni de mente clara. Bueno, sí. Quizá dos. Eso como mucho. Y probablemente ya eran así de nacimiento."

""Encantadores." Esa sí que es una palabra que no aguanto. Suena tan falsa que me dan ganas de vomitar cada vez que la oigo."

"No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se haya muerto, sobretodo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo."

"Me gustaría si los abogados fueran por ahí salvando de verdad vidas de tipos inocentes, pero eso nunca lo hacen."

"Sabrás cuáles son tus medidas intelectuales y vestirás tu mente de acuerdo con ellas."

Saludos a todos.
                                                                                                      Dolly Gerasol