Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

miércoles, 9 de mayo de 2012

Los juguetes de Katsuo - Episodio III

Hola a todos:

Se acabó la espera... Llega un nuevo episodio de mi novela, más largo que el anterior, a pedido de todos ustedes ;) A disfrutarlo!!


Los juguetes de Katsuo/Por Dolly Gerasol (obra provisoria)
(Todos los derechos reservados-All rights reserved)


Episodio III
"La madre de Agustina, antes de casarse con Justino, era dueña de una bonita juguetería. El avance de los videojuegos y las computadoras había sido la decadencia de la misma, ya que no había lugar para un negocio plagado de juguetes convencionales. Ella no quiso defraudar la trayectoria de sus antepasados con tecnología y frialdad; entonces un buen día decidió cerrarla. Donó el stock a diferentes orfanatos y hospitales y seleccionó varios que les regalaría a sus futuros hijos. Agustina aún conservaba con mucho cariño varios osos de peluche, una muñeca, un rompecabezas y dos juegos de mesa: “Ludo” y “El juego de la vida”. Eran su pequeño tesoro, recibido con amor de manos de su madre cuando tenía cuatro años. No pudo disfrutar de ella mucho tiempo más, al año siguiente la enfermedad que la aquejó por varios meses le arrebató la vida, para gran dolor y desconsuelo de su familia. Al menos había estado a tiempo de obsequiar a su hija con sus preciados juguetes provenientes de su feliz pasado.
Justino a menudo le describía a Agus lo maravillosas que eran las exposiciones que él y su madre visitaron en su juventud. El buen pasar de Justino les había permitido presenciarlas en diferentes partes del mundo, brindándoles la oportunidad de vivir momentos únicos. Ambos querían y admiraban el mundo de los juguetes y le habían transmitido ese sentimiento a su única hija.
Cuando faltaban tres días para dar comienzo a la Convención, Justino había corrido a contárselo a su pequeña. Ya le había ocultado la novedad bastante tiempo. Quería que se enterara por su boca y no porque lo escuchara de sus empleados o lo dedujera por la organización que se estaba desplegando. En ese momento no había podido contener las lágrimas que asomaban a sus ojos, debido a lo que implicaba aquella noticia para ambos.
—¡Papá! ¿Qué pasa? Estás llorando.
—Agus, al fin vas a poder presenciar una exposición de juguetes…— estaba tan emocionado que le costaba seguir hablando.
—¿Dónde? ¿Me llevarás a verla? ¿A qué país?— Agustina anhelaba que llegara ese día desde niña.
Cuando su padre recuperó la compostura, se sentó al borde de la cama donde ella aún estaba recostada y le explicó. Él, desde hacía años, solicitaba recibir la C.I.F.J. en las instalaciones de su prestigioso hotel y finalmente su anhelo se cumpliría. Lo disfrutaría con su adorada Agus y en memoria de su difunta esposa.
—¡Es una noticia genial! ¡Voy a vivirlo acá en mi casa! ¡Gracias!— estaba tan contenta que de un salto se abalanzó sobre el delgado cuerpo de su padre y lo abrazó con fuerza.
—Va a ser muy divertido. Además conocerás a los fabricantes más importantes del mundo.—contestó siguiendo el entusiasmo de Agus.
—Entonces me tienes que explicar bien qué es la Convención. No quiero parecer una adolescente ignorante. Quiero que me incluyas en las conversaciones con los invitados. 
Ella cumpliría lo mejor posible el rol que hubiera desempeñado su madre. Quería que su padre se sintiera orgulloso de ella.
—Esta noche, mientras cenamos, te cuento un poco. Son gente muy importante y no quiero que te involucres en charlas privadas. Esas personas manejan la información con recelo, hay mucha competencia y espionaje corporativo— Justino temía que la curiosidad de Agus la metiera en problemas, hecho que sucedía a menudo.
—Me voy a portar bien, papá. Necesito saber, me interesa de verdad— Otra vez su tono dulce y apenado ganaba la batalla.

Agustina esa misma noche, luego de tomar una ducha rápida y prepararse un café, había elaborado con esmero una nota en su notebook con lo que su padre le contó acerca de la Convención. Creó un archivo de texto cifrado (siempre resguardaba la información electrónica) donde escribió:
-Objetivo principal de la C.I.F.J.: acercar a los representantes de las empresas de juguetes más importantes del mundo. Importante: las compañías asociadas se unen para llevar adelante la industria juguetera con competencia leal y ofreciendo productos que no sean perjudiciales ni riesgosos para sus consumidores.
-Existen enemistades entre las empresas. El dinero y el poder son los factores detonantes.
-Cada empresa sueña con ser líder en ventas y la estrella del mercado mundial.
-Reuniones exclusivas para los miembros de la A.M.J. Durarán una semana, se desarrollarán en diferentes horarios en el salón de usos múltiples del hotel, compartirán expectativas de mercado y novedades en el rubro.
-Los auditores denunciarán a fabricantes que fallaron a la ética de fabricación y publicidad de juguetes. Este es uno de los motivos principales por los que se extreman las medidas de seguridad para los participantes, en especial para los auditores y los directivos más reconocidos.
-Premiarán a las marcas más destacadas en ventas de los últimos tres años.
-Elegirán al nuevo presidente de la Asociación Mundial de Jugueteros (A.M.J.).
-Cierre de la Convención: exposición de proyectos en fase de prueba en el amplio salón de fiestas colindante con el edificio principal del hotel. Abierta al público en general. Los dueños de jugueterías serán invitados especiales. Se conocerán posibles productos y llevarán a cabo un análisis de mercado, verán la aceptación y el impacto social que tendrán los nuevos juguetes.


El día anterior al comienzo de la Convención, Agus se acostó pasadas las dos de la madrugada, luego de releer y memorizar todos los datos relacionados con la C.I.F.J. anotados dos días atrás. Intentó dormir un rato o al menos descansar el cuerpo, no creía poder frenar sus pensamientos. Justino acertó al ocultarle la noticia hasta pocos días antes de que llegara la fecha de la Convención, estaba muy ansiosa por descubrir y disfrutar a fondo del acontecimiento. Siempre se llevaban a cabo reuniones, fiestas y eventos en “Ragguardevole”, pero ante ellos Agustina no demostraba más que leve interés. Ahora, en cambio, tenía puesta toda su atención en éste que se desarrollaría por primera vez en su país y en su hotel".  


Espero que hayan disfrutado de la lectura. No olviden dejarme un comentario con vuestra opinión.
Saludos a todos.
                                                                                                                    Dolly Gerasol