Un lugar para comentar que me hace sentir "leer un buen libro". Un lugar donde recomendar esos libros que tanto me gustaron. Y porque no traerles alguna frase sobre lo que inspiran los libros.

Reseñas, novedades y noticias literarias, relatos, poesía y más...

lunes, 28 de mayo de 2012

Proyecto Mayo Adictos a la Escritura: "El lago"

Hola a todos:

Hoy les traigo un nuevo relato que he escrito basándome en el proyecto de este mes del grupo Adictos a la Escritura. A mí y a una compañera del grupo, Nerea García del blog Luna de Caramelo, nos tocó por sorteo la misma imagen, en la que teníamos que basarnos para escribir un relato de género y estilo libre en relación directa con la foto. La idea es que veamos cómo una misma foto puede generar diferentes historias de acuerdo a la percepción de cada escritor.
El relato de Nerea se titula: El Lago de las Sirenas (si clickean en el título, resaltado en violeta, accederán a su blog para leerlo).
A continuación los dejo para que disfruten (eso espero ;-) ) de la lectura de mi relato.

EL LAGO


"En los amaneceres de cada otoño, Ignacio caminaba hasta el muelle del lago envuelto en una niebla fantasma; el bote siempre lo esperaba para navegar en las oscuras aguas llenas de secretos. Ignacio deseaba correr la misma mala suerte que Tamara, quien dos años antes había desaparecido en esas profundidades frías y calmas. Pero el lago deseaba otra suerte para Ignacio.
Esa mañana se levantó, se vistió con la misma ropa que llevaba el día que perdió a su amor, y se marchó cargando su caña de pescar y el termo con café. Ignacio sintió algo diferente: quizás hoy el lago lo complacería con los largos y delgados abrazos de Tamara. Su vida perdió el rumbo cuando, aquella mañana de otoño, no llegó a tiempo para salvarla. Sus almas eran una y sin Tamara la de Ignacio estaba quebrada. Ahora, más que nunca, todo en él ansiaba el reencuentro con su amada.
Cuando se ubicó a más de diez metros de la orilla que sostenía su modesta cabaña, tomó un poco de café y luego preparó la caña de pescar. Enganchó al anzuelo el dije que Tamara le regaló para el último aniversario y lo lanzó al agua. Si ella lo viera, pensó… Ascendería luminosa y liviana, nadando contra la negra oscuridad del lago.
Las horas pasaron, el sol se puso tras unas apenadas nubes que filtraban unos pocos rayos; la tristeza fue emergiendo del alma desgarrada de Ignacio. Un halo de inmensa nada lo rodeó y, finalmente, su debilitado corazón dejó de sufrir.
El cuerpo inerte de Ignacio se desplomó a lo largo del bote, pero la caña no soltó su puño.
Luego, el lago les concedió el reencuentro cuando Tamara volcó el bote; uniendo, así, sus almas."
(Dolly Gerasol 2012- All rights reserved)

Ojalá les haya gustado. Espero sus comentarios. ¡Gracias por leerme!
Saludos a todos. 
                                                                                                                                                                Dolly Gerasol